Futbol

Brasil persigue su “jogo bonito”

Brasil persigue su “jogo bonito”

El director técnico Emerson Leao tiene que ajustar piezas para las eliminatorias suramericanas

Ignacio Geymonat

Suena raro decir que la selección brasilera de fútbol, tetracampeona mundial, finalista de la última Copa del Mundo y monarca de América en 1999, vive momentos de crisis. La misma que cuenta con una plantilla multimillonaria, a la cual pertenecen jugadores de la talla de Rivaldo, Romario, Roberto Carlos y Ronaldinho, todos estrellas en sus respectivos clubes, pero quienes no han logrado ensamblar como equipo.
En el proceso sudamericano eliminatorio para el Mundial de Fútbol de Corea y Japón 2002, Brasil no ha sido ese equipo imbatible de otros años. Mucho menos nos ha deleitado con su tradicional “jogo bonito”. Todo lo contrario, los brasileños vivieron un negativo año 2000, cambiando tres veces de dirección técnica, siendo eliminados de los Juegos Olímpicos y teniendo muchos altibajos en su proceso eliminatorio.
El 19 de octubre del pasado año el ex guardameta de la selección brasilera Emerson Leao asumió la dirección técnica de los tetracampeones tras el despido de Wanderley Luxemburgo, quien fue cesado de su cargo en septiembre, tras la pronta eliminación de Brasil para los Juegos de Sydney (ante Camerún en cuartos de final) y la pobre actuación de la selección en lo que va de eliminatorias. Candinho se encargó temporalmente de la selección en dos compromisos clasificatorios al Mundial (ambas victorias ante Bolivia y Venezuela) hasta que Leao definitivamente tomara las riendas.
La “era Leao” no comenzó de la mejor manera. A pesar de conseguir una victoria ante Colombia por las eliminatorias al mundial, se sufrió bastante y la selección no convenció en lo futbolístico, aunque a descargo del nuevo técnico hay que reconocer que no tuvo prácticamente tiempo para entrenar y transmitirle a sus jugadores su idea y esquema de juego. Más adelante, la “verdeamarhella” realizó una corta gira por Estados Unidos y México para proseguir con su preparación para http://porneados.com la siguiente fase eliminatoria y para que Leao conociera más a fondo a sus jugadores. En esta gira se enfrentó, precisamente, a las escuadras de ambos países.
Consiguió un triunfo ante la selección suplente de Estados Unidos por 2-1 y un empate a tres con la alicaída selección mexicana. En ambos encuentros se observó el mismo equipo con carencia de imaginación y juego conjunto. Ahora enfrentará a Ecuador en Quito en el comienzo de la segunda ronda eliminatoria, luego recibirá a Perú y visitará a Uruguay en el Estadio Centenario, antes de viajar a Colombia para jugar la Copa América de Fútbol.
Brasil a pesar de encontrarse en el segundo lugar de la tabla de posiciones sudamericanas con 20 puntos (igualado con Paraguay y detrás de Argentina quien comanda con 25 unidades) y pareciera no tener problemas en asistir a la próxima Copa del Mundo, su técnico Leao tendrá que trabajar mucho con el juego de conjunto de la selección, para comenzar a convencer a la porno gay exigente afición brasilera y de esta manera deleitar a los amantes de este deporte con la brillantez de su juego.

Calendario de Brasil
eliminatorias Corea y Japón 2002

Lugar Encuentro Fecha
Quito Ecuador-Brasil Marzo 27
Sao Paulo Brasil-Perú Abril 25
Montevideo Uruguay-Brasil Junio 3
Río de Janeiro Brasil-Paraguay Agosto 15
Buenos Aires Argentina-Brasil Septiembre 5
Río de Janeiro Brasil-Chile Octubre 7
La Paz Bolivia-Brasil Noviembre 8
Sao Paulo Brasil-Venezuela Noviembre 14

Goleadores brasileros
Romario 7
Rivaldo 5
Alex 2
Antonio Carlos 2
Vampeta 1
Euller 1
Juninho 1
Roque Junior 1

La pasión por el fútbol en Argentina

La pasión por el fútbol en Argentina

Cuando se habla de fútbol en Sudamérica y Centroamérica siempre destaca el país de Argentina, tanto por las contribuciones que ha brindado a este deporte mediante sus jugadores, como por la cultura futbolera que forma parte de su tradición. Es ampliamente practicado por la población masculina, ya sea de manera recreativa o profesional. Desde que son niños, viven en carne viva la pasión por el balompié, y crecen para volverse fanáticos de algún equipo nacional, ya sea por tradición familiar o un fanatismo consolidado con el transcurso de los años.

Los clubes argentinos son los que han conseguido el mayor número de títulos internacionales alrededor del mundo, alcanzado la cuantiosa cantidad de sesenta y ocho. Los más importantes son los logrados en la Copa Intercontinental, con nueve galardones en su haber, y los obtenidos en la Copa Libertadores de América, con un total de veinticuatro títulos. Si a estos se le suman los diferentes éxitos en el plano deportivo que han alcanzado los representativos locales, no cabe duda que el fútbol argentino sea el más condecorado de todo el planeta.

Los inicios del fútbol en Argentina datan del siglo XIX, cuando a mediados de esa época muchos ingleses empezaron a migrar para establecerse en su territorio. Oficialmente, el primer partido jugado en ese país tuvo lugar el 20 de junio del año 1867, y se llevó a cabo en el “Buenos Aires Cricket Club”. Solo habían pasado cuatro años desde que se habría jugado el primer partido de ese deporte a nivel mundial, siguiendo el reglamento concebido en 1863 por la “Football Association” de Inglaterra.

Desde ese entonces, el futbol se empezó a practicar durante varias décadas en los clubes e instituciones fundadas por inmigrantes ingleses, en especial por las personas de esa nacionalidad o que estaban de cierta forma relacionadas. No sería hasta casi veinte años después, que el inglés Isaac Newell fundó un centro educativo donde sus estudiantes comenzaron a practicar este deporte, aumentando en popularidad e instaurándose rápidamente en la niñez y juventud argentina.

Algunos suelen considerar al escocés Alexander Watson Hutton como el padre del fútbol en ese país, aunque también existen estudiosos que discuten esa paternidad. Ya que al margen que se pueda registrar su llegada a la capital en 1882, varios historiadores han manifestado que es muy posible que fuera de Buenos Aires, años atrás, hayan ocurrido acontecimientos que también definieron la cultura deportiva.

En conclusión, desde sus comienzos hasta la actualidad, la importancia que tiene el fútbol en Argentina es incalculable. La pasión por el deporte rey, como es reconocido en todo el mundo por su gran acogida, se ha manifestado en distintos ámbitos, formando parte de su cultura y de una amplia variedad de piezas artísticas. En el tango, por ejemplo, se pueden encontrar varias canciones compuestas por célebres músicos que hacen referencia a equipos como el Racing Club, el Club Atlético Independiente y el San Lorenzo de Almagro. Mientras que en el rock argentino también se pueden hallar temas relacionados con este deporte. Asimismo, tuvo una fuerte presencia en la literatura y el cine de décadas pasadas.